Estrés laboral: ¿cómo lo puedes aliviar con masajes?

¿Cuántas veces hemos ido al trabajo sintiéndonos mal, cansados y  con contracturas? Seguramente sabes de lo que te hablo. Cada vez más, la vida cotidiana nos enreda y no nos permite ver que, a veces nuestro cuerpo, emite señales muy claras. Como masajista, he visto que en las empresas es donde mayor tensión se genera: la rutina, los urgentes, los problemas. Nos afectan y no podemos evitar.

Pero déjame contarte un secreto: curar este tipo de estrés laboral con masajes es una muy buena idea. ¿Por qué? Hay muchas respuestas que podría contarte y aquí trataré de hacerlo.

El Touch Research Institute, de la Universidad de Miami, encontró, por ejemplo, que el tacto puede ser extremadamente beneficioso para tratar la ansiedad, en una sesión de masajes justamente trabajamos con nuestras manos, para brindarte alivio, bienestar y en última medida volver tu cuerpo a su estado más relajado.

¿Qué hacer cuando sufres de estrés laboral?

El estrés laboral es un efecto que va acumulándose con el tiempo y puede producir distintos problemas. Tratarlo a tiempo es la mejor opción para solucionarlo. Si eres dueño o jefe, debes saber que además los masajes ayudarán a que tus empleados se sientan bien. Algunos estudios indican que sólo se necesitan 15 minutos de contacto y movimientos sobre la piel para bajar el estrés.

El estrés laboral es una respuesta a presiones externas que quizás tus empleados no puedan manejar racionalmente. Así, brindarles la oportunidad de relajarse por unos minutos, haciendo un corte de sus rutinas, puede ser tanto para él o ella como para vos, un gran beneficio.

Otro de lo positivo, ante jornadas laborales en frente de computadoras y máquina, es el contacto físico. Como te contamos, favorece a tu cuerpo y además, ayuda a desentrañar las posiciones que nuestro cuerpo toma al trabajar con una computadora, un mouse, sin movernos en ocasiones. El cuerpo siente toda esta situación de estrés y lo tensa.

Beneficios de los masajes

Esto es real, veo cambios cuando un paciente entra y sale de mi consultorio. Y en general son estos:

  • Mejora su postura, adaptada tantas horas a una posición quizás no muy beneficios. Con los masajes, trabajamos para reacomodar su columna y músculatora, de manera que vuelve a su estado más natural.
  • Tienen un estado de ánimo satisfactorio, que les permite encarar la rutina del trabajo con mejor energía.
  • Reducen su nivel de ansiedad.
  • Es decir que no sólo actúan sobre el nivel físico sino en el psíquico. Un empleado satisfecho y contento puede rendir en su trabajo mucho mejor que uno que no lo está.

Y así pueden volver a sus tareas de una mejor manera.

¿Pero cuál es la ciencia del masaje?

Científicamente, está comprobado que los masajes reducen la presión arterial, a través del roce que se produce al trabajar con el sentido del tacto.

Nuestro cuerpo tiene 5 millones de receptores táctiles, y 3 mil de ellos están en nuestras manos. Combinándolos podemos lograr importantes beneficios.

Además del contacto, nos ayudan a tener flexibilidad, nos deshacen todas aquellas molestias que nuestro cuerpo pueda presentar a través del trabajo manual enérgico en partes específicas. En este sentido, un masajista puede leer tu cuerpo y entender cuál es tu problema. Una vez que se decodifica lo que le sucede físicamente al paciente, se lo puede ayudar presionando y trabajando sobre esa superificie.

¿Por qué deberías considerar los masajes para tu empresa?

Además de los beneficios que te mencionamos anteriormente, tú puedes ver gran parte de los resultados en los empleados que se someten a este ejercicio.

  • Buen humor.
  • Bienestar físico y mental.
  • Menos estrés.
  • Menos ausentismo, ya que tus empleados se sentirán bien.
  • Y lo más importante, muestra que tú te interesas por ellos. Para una persona, sentir esa relación es importante y puede ser un factor de retención del empleado.

¿Cómo puedes implementarlo?

En Costa Rica veo una tendencia a que cada vez más empresas, de todos los tamaños, buscan este tipo de servicio de masajes. Saben que hacerlo requiere muy poco, comparado con todo lo bueno que pueden recibir ellos y su gente.

Hay dos formas en que se pueden llevar a cabo:

Realizar masajes express en el mismo lugar de trabajo, con rutinas semanales o quincenales. Esto corta el trabajo y hace que por pocos minutos, por ejemplo 15, tus empleados puedan consentirse, sentirse bien y cambiar el panorama por completo. Para ello, te recomiendo que trabajes con recursos humanos para que puedan ayudarte con la organización. Siempre es bueno que el contexto acompañe la sesión, que sea un espacio cálido y tranquilo que permita el relax.

Otra forma es que nos visites. Esta es la que más le recomiendo ya que el ámbito normal donde te encuentras con ellos cambiará por completo, y podrán disfrutar de un momento distinto. El mostrar que te importan y que quieres lo mejor para ellos, realmente te diferenciará. Los masajes que se realizan en Vanity pueden fortalecer tu relación, brindarles mucho bienestar. Además, son más duraderos y podemos trabajar en un entorno que está preparado para hacerte bien.

Soy Lis, fundadora de Vanity Estética & Spa y me alegra poder aconsejarte sobre estrés laboral y masajes. Sé que es algo muy común en estos tiempos y puedo ayudarte a mejorarlo para vos y tu equipo.

Te invito seguirnos en nuestras redes sociales Facebook e Instagram para sumarte a la comunidad de personas que disfrutan verse bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *